mandos a  distancia.jpg

Pepito Garcia , ya era Pepe, se había casado y tenía dos hijos un niño y una niña.. Sus padres se habían ido a vivir al pueblo. La abuela, la del ganchillo, que al estar un poco sorda estaba un poco ausente, ya se había ausentado del todo y el abuelo, al que le gustaba El Parte ya no estaba en ninguna parte.

Con el tiempo el mando que había sido muy simple, ya que solo servia para cambiar de la 1 a la 2 , para el volumen y poco más , al haber más canales y sobretodo el Teletexto, empezó a tener cada vez mas botones, algunos de colorines, que por cierto eran cada vez más pequeños y cuando uno quería cambiar de canal había casi que coger las gafas para no equivocarse.

Lo que se dice la repera llegó , sobre el 2010 y fué cuando empezó aquello de la Televisión Digital , y hubo que comprar un aparatito que creo recordar era el TDT y por lo tanto apareció otro mando más.

Para colmo cada vez la parte superior de las televisiones, donde antes se ponía el mando, se hacía cada vez  mas estrecha, ultrafina dicen los modernos, y ya era imposible poner nada encima.

La gitanilla, la caja de Optalidón, las velas ,el mantelito de encaje, etc que antes estaban sobre el televisor, fueron poco a poco desapareciendo tras un paso intermedio por  el mueblecito donde estaba la Enciclopedia que compraron creyendo, según les dijo el vendedor, que era la solución para que el niño aprobara porque allí podía consultar los deberes.

Poco la consultó porque al cabo de tres años , nueve de los 12 tomos estaban todavía con el plástico que traían de fábrica y en cuanto a la mejora del niño en los estudios, peor aún, porque en las última notas trimestrales había suspendido hasta el Recreo.

Pero entre nosotros , Dolores Fuertes, la mujer de Pepe García, me confesó que realmente había comprado la enciclopedia porque sus tapas verde oscuras hacían juego con las cortinas del salón.

Por cierto el mueble de la Enciclopedia parecía que tenia un tipo de imán ya que atraía todos las cosas que apenas tenían uso.

Además de la Enciclopedia que ocupaba las dos baldas de arriba,la de enmedio tenía la colección de cintas de  video VHS y la de abajo cintas de cassete, muchas de ellas sin carátula por lo que al reproducirlas lo mismo podían ser del Concierto de Aranjuez, los grandes éxitos de Chiquetete o las de Reclamo de Aves para la cacería : De Perdíz en la cara A y de la Tórtola Moteada en la cara B.

Delante de tomos de Enciclopedia, cintas de video y cassete aparecian, el paquete de tabaco, ahora de Fortuna con su encendedor , las llaves del coche, y en lugar del Optalidon una caja de Gelocatil y otra de Clamoxil ( para que luego digan que España no prosperaba)  y una foto de comunión de Pepito Luis Kevin Jesús , el niño de la casa, vestido de marinero austriaco con un toque de ministro belga.

En la parte de arriba ,en un departamento con puertecita, se guardaban 1 botella de Wisky JB , otra de Ginebra Rives, una de Licor 43 y varias de Manzana verde, Licor de Melocotón, Crema de Bellota , Bailei , y Pacharán que llevaban varios años caducadas….

Ah se me olvidaba tres de sidra El Gaitero y otra de Champan Moet Carrión que la habia ganado Pepe y su mujer, Dolores, en un concurso que se  celebró en el pueblo para quien bailara mejor el baile de de los pajaritos.

Por cierto aquello fue aproximadamente nueve meses antes de que naciera la niña, Mercedita Adoración Noemí de los Dolores , y es que aquella noche entre pajaritos por aqui, pajaritos por alli, fun, fun, fun ……. pasó lo que pasó.

Pero volviendo al origen de esta publicación aquello se estaba complicando : un mando para la tele, otro para el TDT, otro para el video, otro para el equipo de música, otro para el aire acondicionado, otro para …….. Todo eso acompañado de los móviles que cada vez tenían más miembros de la familia.

Hasta hubo que comprar  un especia de cajita/repisa donde cabian todos los moviles , los boligrafos y hasta un tubito de pegamento imedio.

Tal era el caos con tal cantidad de mandos y moviles, que un conocido mio y muy amigo de Frasquito Lucena, alguna vez en el trabajo cuando necesitó hablar por el movil al sacarlo del bolsillo notó un tacto raro y al verlo se dió cuenta que se habia equivocado y en su lugar se había traido el mando del televisor.

Pepe García, como cuando era Pepito, seguia teniendo problemas a la hora de ver lo que quería en la televisión ya que aunque ya había cuatro aparatos en la casa : el del salón, el del  dormitorio y otros dos para los cuartos de los niños, al pobre siempre por una cosa o por otra se tenia que “tragar” lo que los demás querían.

El colmo fué el dia que  jugaba la selección española de futbol la clasificación para el mundial y habian quedado toda la familia en que “le dejarian el salón” para que viera el partido tranquilo.

Empezó mal la tarde porque habia escuchado en el previo que se había lesionado Pichurri el delantero marcagoles de España pero todo lo malo puede empeorar, y las “desgracias” nunca vienen solas. A eso de las 7  de la tarde sonó el timbre y ……. llegaba para quedarse Doña Paca, la madre de su esposa, es decir su SUEGRA y eso podía cambiar los planes.

Efectivamente , cuando llegó la hora del partido su hijo estaba en su cuarto  jugando con la Play, la niña viendo los “dibujitos” en el suyo, su esposa en el dormitorio disfrutando con el Salvame de Luxe ( aquella noche habia mucha expectación porque a Paquirrin le había  salido el primer diente) y en el salón ………. en el salón  la señora suegra viendo La Copla de Canal Sur con el mando en una mano y en la otra el cuchillo de cortar jamón ¡¡

Como otras tantas veces agachó la cabeza y sin protestar (para que? ) se puso el abrigo y cogió el paragüas para irse al Bar de la esquina, pero antes se le vino a la cabeza una mala idea ………

Pasó antes por el garaje de la casa y allí donde bajaba el cable de la antena hasta llegar a una clavija, sin querer queriendo le pegó un golpe con el martillo pilón y además de romper la susodicha clavija hasta saltaron dos ó tres chispas como si fueran fuegos artificiales.

A medida que se iba alejando por la acera cada vez se oían mas distantes los gritos provenientes de su casa …. de:  ¡Pepe la tele¡…. ¡Papá la tele¡….¡ Pepe la tele¡.

El siguió andando sonriente hacia el Bar diciendo en voz baja : “A veces la malas ideas, no son tan malas”.

Pepe Mateo

Contador de historias.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s